19 febrero 2015

Regalo 84 | Un regalo en tiempo real

Por Víctor Rafael

Por las pequeñas oportunidades que nos transportan a grandes hazañas. 

Hoy tuve la oportunidad de conocer al Procurador de las Personas con Impedimentos de Puerto Rico. Luego de la entrevista, que como parte de mi trabajo estaba haciéndole, me dijo; “Es mejor montarse en el tren y bajarse en la próxima parada, a dejar que el tren pase sin haber experimentado hacia donde te llevará. Hay que aprovechar las oportunidades.”

Este sabio consejo cambió todo mi día. Esto no era lo que había escrito para publicar hoy pero así es la vida y las oportunidades, llegan cuando menos las esperas. Por lo regular esperamos que pasen cosas grandes para convencernos de que es el momento. Cuando lo cierto es que el “momento perfecto” no existe. El momento perfecto para emprender lo creas tú cuando tomas la decisión de comenzar. Nos paramos frente a la vía del tren de la vida a esperar que nos diga hacia dónde va, qué va a pasar en el camino y cómo terminaremos el viaje. Buscamos garantías cuando la realidad es que en este plano terrenal nada es garantía, nada.

Hoy seré breve, aprovecha las oportunidades que aparecen frente a ti. Dile sí a las puertas que se abren. Entra, busca, aprende, recibe, disfruta de las particularidades de cada oportunidad… en el camino, si no te sientes conforme igual serás libre de desistir. Las pequeñas oportunidades nos sumergen en un proceso de aprendizaje poco seguro pero de mucha ganancia.

En el tren de la vida existen muchos caminos, destinos, personas, oportunidades. Solo tú decides en cuál de los vagones montarte. Cada uno de ellos representa una oportunidad y cada parada la opción en libertad de desistir o seguir. Las decisiones nos forman, nos transforman, nos transportan al futuro que no conocemos hoy. El éxito es las oportunidades que aprovechamos.


Lo que el día me regaló es para ti. 

Punto de reflexión: Debemos aprovechar las oportunidades que se presentan. 

Pregunta para contestar: ¿Qué cosas estoy dejando pasar? 
¿Qué me detiene? 

@victor_rafael9 | @eldiameregalo 

Lo que el día me regaló © 2015

Creative Commons License
Regalo 84 | Un regalo en tiempo real  by Víctor Rafael is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

12 febrero 2015

Regalo 83 | Ponle obras a la FE

Por Víctor Rafael

La espera muchas veces nos frustra…

La semana pasada recibí una llamada de una amiga. Muy emocionada me dijo que por fin había conseguido empleo. Es interesante porque esta joven había hecho muchos sacrificios para poder pagar los gastos de matrícula, hospedaje y todo lo que conlleva la vida universitaria. Finalmente pudo ver el resultado de trabajar en equipo con quien todo lo puede, Dios.

Digo trabajo en equipo porque aunque mi amiga oró hasta el cansancio, le habló a gente cercana para que oraran por su petición, ella nunca dejó de moverse, tocar puertas, lanzarse. Mientras Dios se encargaba de preparar el camino, ella lo iba recorriendo. Nunca dejó de creer que el esfuerzo que estaba haciendo en algún momento, aunque las circunstancias dijeran lo contrario, iba a dar resultados.

La fe sin obras es una fe muerta, eso dice la Biblia (Santiago 2:17). La fe sin acción no tiene resultados, porque la fe para que sea real debe vivirse y vivir no es otra cosa que actuar. Es la fe la certeza de lo que esperamos, mas es la acción, el verbo lo que transforma en realidad lo que queremos.

Para conseguir lo que buscas vas a necesitar ponerle obras a la fe. No es suficiente quedarte esperando después de una petición. Te va a corresponder tocar puertas, caminar, correr, llamar, trabajar duro para transformar lo que quieres en algo real. Es algo así como trabajar en equipo de la mano de Dios. Él ciertamente hace su parte y tú haces la tuya. Dios se encarga de abrir las puertas después de que tú las tocas.

Mucho más que un asunto espiritual, alcanzar las metas es un asunto de actitud. De seguro habrá momentos en los que Dios dirá “no, este no es el camino”. Pero sabemos que la frustración es el instrumento que Dios usa para ponerle un freno a nuestros planes y darle paso a los de Él. Este entonces es un momento para agradecer, cambiar de dirección y de la mano de Dios continuar trabajando por lo que queremos.


La vida muchas veces parece no tener sentido, la espera nos frustra. Sin embargo,  en la medida que nos demos la oportunidad de trabajar al cien porciento en relación a lo que queremos, la llegada un nuevo día nos pondrá un paso más cerca de lo que Dios tiene preparado para nosotros.

Lo que el día me regaló es para ti. 

Punto de reflexión: La fe sin obras es una fe muerta. 

Pregunta para contestar: ¿Qué cosas debo comenzar a hacer para conseguir lo que quiero? 

@victor_rafael9 | @eldiameregalo 

Lo que el día me regaló © 2015

Creative Commons License
Regalo 83 | Ponle obras a la fe by Víctor Rafael is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

05 febrero 2015

Regalo 82 | La silla vacía

Por Víctor Rafael

Algunas personas nos acompañan a lo largo de la vida, otras, se quedan a la mitad del camino.

Hace dos semanas, visité a los niños del hogar donde ofrezco voluntariamente mi tiempo. Los niños y niñas me recibieron con abrazos, risas y muchas, muchas, muchas ganas de jugar. En el tiempo que llevo compartiendo con ellos hemos construido lazos fuertes y nos tenemos confianza. Una de las empleadas se me acercó y me mencionó que “E” ya no estaba en el Hogar, lo habían adoptado. Enseguida una mezcla de sentimientos me invadió, pensé en que no pude despedirme, respiré, sonreí y le agradecí a Dios por la familia que le había regalado a mi pequeño amiguito.
 
Este evento me enfrentó con una de las verdades más duras de la vida… la personas que hoy amamos están con nosotros, pero no sabemos si mañana será así. Ciertamente nuestro deseo es que las personas permanezcan con nosotros siempre, sin embargo aunque hay momentos que tenemos una idea de lo que debería ser la realidad, la realidad no siempre son nuestras ideas. La personas se van.

Recordé las experiencias en el Hogar con “E” y en cada memoria lo veo sonriendo. Él ya no está pero mi corazón se siente tranquilo porque el tiempo que compartimos fue de calidad. No podemos controlar las razones por las que las personas salen de nuestra vida. Por cierto, a menudo pienso que las vidas se cruzan con una sola intención… crecer. Nos cruzamos en el camino con personas maravillosas y sin importar lo positivo o negativo de cada encuentro estos seres nos hacen crecer, transforman nuestra vida. Es como si Dios se manifestara de distintas maneras a través de cada ser.

Habrá veces que el tiempo para despedirse será posible, otras no. Lo importante de todo es que tomes el control de tu vida, aprendas a amar en libertad, valores el tiempo con cada una de las personas que amas, y por último pero no menos importante, le hagas saber lo importante que son para ti. Hoy la silla de “E” está vacía pero los recuerdos y la alegría de haber compartido con él llenan mi alma.

Dile a alguien especial lo importante que es para ti.


Lo que el día me regaló es para ti.

Punto de reflexión: Dios se manifiesta en nuestras vidas a través de cada persona que se cruza en nuestro camino. 

Pregunta para contestar: ¿Qué cosas entiendes que puedes hacer para transformar positivamente la vida de las personas que te rodean? 
¿Qué cosas has aprendido de las personas que hoy no están en tu vida? 

@victor_rafael9 | @eldiameregalo 

Lo que el día me regaló © 2015

Creative Commons License
Regalo 82 | La silla vacía by Víctor Rafael is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.

29 enero 2015

Regalo 81 | ¿Tiene sentido lo que hago?

Por Víctor Rafael

Hay momentos en la vida que parece que lo que estoy haciendo no tiene sentido.

Alrededor de hace cinco años una amiga a quien aprecio muchísimo, llegó a mí desesperada y llorando. Había quedado embarazada y su pareja le pidió que abortara. Ella estaba muy confundida y considerando la idea propuesta por su entonces novio. Tuvimos una conversación profunda y luego de algunas semanas me envió un mensaje de texto diciéndome que había desistido de la idea, iba a regalarle vida a quien crecía en lo profundo de sí. Desde ese entonces perdí contacto con ella.

El fin de semana pasado, visité junto a mis padres un negocio de comida, y allí, en aquel lugar me encontré al padre de la niña. Me le acerqué, le pregunté por mi amiga (su ahora esposa), y ciertamente por la bebé. Me mostró fotos y mis ojos se humedecieron por la alegría que sentía. Resulta que actualmente tiene cinco años, va a la escuela, es súper inteligente y también hermosa.

Fuera de líneas religiosas, el Papa Francisco, en un documento compartió la siguiente frase El esfuerzo y la entrega que hacemos a veces no la vamos a ver porque Dios lo va a derramar en lugares que nunca iremos. Luego de haber aportado a que mi amiga cambiara de opinión acerca del aborto, nunca más vi a la niña hasta ese día. El esfuerzo que había hecho en aquel momento no lo pude ver hasta el fin de semana pasado porque Dios había usado eso para bendecir a una familia, y no directamente a mí.

Hay veces que parece que lo que hacemos no tiene sentido. Vemos como lo que hacemos “no da resultados”. Esto acaba con nuestra fe y sin lugar a dudas aporta a que nuestro ánimo casi desaparezca. Esto en cierta manera se da porque invitamos a Dios a hacer su voluntad a través de nosotros y en nuestras vidas, mas pretendemos que las cosas sean como y cuando nosotros queremos.  Es como si Dios nos diera un pequeño embace con cien semillas y después de haber sembrado la primera no nos moviéramos de ese espacio hasta verla germinar. Lo cierto es que en ocasiones veremos el fruto de nuestras obras y en otros momentos otros lo verán.

Nunca te canses de hacer el bien. Recuerda que cuando no veas el resultado que quieres en tu vida, lo que estás haciendo está impactando a alguien más, en alguna parte del Mundo.

Lo que el día me regaló es para ti.  


Punto de reflexión: "El esfuerzo y la entrega que hacemos a veces no la vamos a ver porque Dios lo va a derramar en lugares que nunca iremos." Papa Francisco 

Pregunta para contestar: ¿Qué puedo hacer para impactar positivamente la vida de otros?

@victor_rafael9 | @eldiameregalo 

Lo que el día me regaló © 2015


Creative Commons License
Regalo 81 | ¿Tiene sentido lo que hago? by Víctor Rafael is licensed under a Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0 International License.